H.M. Casa Anderson

H.M. Casa Anderson


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La Casa Anderson en Little Rock, Arkansas, fue incluida en el Registro Nacional de Lugares Históricos el 2 de mayo de 2001, bajo el Criterio C con su importancia local como un excelente ejemplo de un bungalow Craftsman que exhibe una combinación inusual y pintoresca de piedra de Arkansas con granito rústico. y piedra de campo de escombros en el exterior, el granito gris rústico cubre la fachada frontal y forma el porche masivo y la puerta cochera, una puerta cochera es el término arquitectónico para un porche o estructura similar a un pórtico en la entrada de un edificio, a través del cual se Es posible que pase un caballo y un carruaje o un vehículo de motor, para que los ocupantes se bajen a cubierto, protegidos de la intemperie, mientras que los escombros de piedra de fascinante variedad envuelven los costados, la parte trasera y los soportes. R: Propiedades religiosas, no por su mérito religioso, sino por su valor arquitectónico. La cerca de piedra y hierro fundido que rodea el patio lateral y la parte trasera de la propiedad es única; La cerca de piedra y hierro fundido es un conjunto deslumbrante de paneles y postes de hierro fundido antiguos, piedras de molino, piedras de afilar y otras piedras elegidas por sus cualidades inusuales. Durante más de setenta años, esta propiedad prácticamente inalterada ha sido un hito llamativo que conserva un fuerte sentimiento y asociación del estilo bungalow en un vecindario suburbano estadounidense de principios del siglo XX y de la estética y filosofía de vida de Craftsman. El pintoresco conjunto de la vivienda y la cerca ha sido durante mucho tiempo un hito sorprendente en los vecindarios históricos de la zona. La Casa Anderson cumple con todos los requisitos del Craftsman Bungalow. El gran patio lateral y el jardín personifican maravillosamente la vida en el campo y el amor por los materiales de la naturaleza que el Artesano Los Anderson eligieron cuidadosamente las piedras especiales y los artefactos pintorescos que exhibían en su residencia. Sus vecinos, a su vez, tuvieron tiempo de disfrutar de la vista mientras paseaban por las aceras del barrio. La Casa Anderson es única en relación con otros bungalows de la zona. Las chimeneas de barro parecen fuera de lugar; ya que suelen aparecer sólo en edificios de estilo Tudor en los barrios elegantes en lo que se denomina "Upper Heights". La Casa Anderson está ubicada en la Adición de Beach de ciento doce (112) años de la ciudad de Little Rock. Hoy en día, el vecindario ahora se conoce generalmente como el vecindario de Stifft's Station. El vecindario de Stifft's Station fue uno de los tres vecindarios contiguos que fueron las primeras áreas suburbanas de Little Rock donde se produjo un crecimiento significativo después de la llegada del tranvía en 1903. El vecindario vio su crecimiento principal durante las décadas de 1920 y 1930, cuando West Markham se convirtió en un importante a medida que los límites de la ciudad se extendían hacia el oeste. La familia Anderson vivió en la casa desde 1926 hasta 1957. John Sorenson, compró la casa y vivió allí hasta que la vendió en 1995 a los propietarios actuales, la Reunión Mensual de la Sociedad Religiosa de Amigos de Little Rock. (Cuáqueros).


Dirigiendo el guardarropa democrático

Transcripción (PDF)

Escrituras de donación (PDF)

Secretario electo bajo los oradores Jim Wright de Texas y Thomas Foley de Washington, Donnald Anderson comenzó sus 35 años de servicio en la Cámara como Page. Incluso antes de ser secretario, los deberes de Anderson (hacer recados, operar ascensores en el Capitolio, registrar facturas y servir a los miembros en el guardarropa demócrata) lo mantuvieron cerca del piso de la Cámara. En esta serie de entrevistas, Anderson compartió anécdotas esclarecedoras sobre personalidades como Sam Rayburn de Texas, Hale Boggs de Louisana y Thomas P. “Tip” O'Neill de Massachusetts y describió en detalle el antiguo vecindario de Capitol Hill, en particular las pensiones de Page. . Sus recuerdos del advenimiento del voto electrónico, el alejamiento del empleo de patrocinio y la integración de las mujeres miembros ilustran cómo los desarrollos tecnológicos, procedimentales y sociales han transformado la institución de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Transcripción (PDF)

Escrituras de donación (PDF)


La mansión de Mons Anderson

& # 34La casa de Mons Anderson es uno de los mejores ejemplos de arquitectura residencial de mediados del siglo XIX en el oeste de Wisconsin. & # 160 La casa es una rara mezcla de estilos del Renacimiento gótico y de las villas italianas en piedra de cantera local. & # 160 La casa tiene una historia fascinante desde un pico de opulencia de la era victoriana tardía a fines del siglo XIX, hasta el abandono y la ruina cercana a fines del siglo XX, hasta su estado actual, de restauración completa y reconocimiento como uno de los más históricos y arquitectónicos casas significativas en la ciudad de La Crosse. & # 34

* De & # 34Footsteps of La Crosse, & # 34, cortesía de Eric J. Wheeler, historiador arquitectónico / consultor de preservación histórica

 

Foto cortesía de: The Area Research Center, Murphy Library, University of Wisconsin-La Crosse

Mons Anderson (n. 1830-d. 1905) nació en Valders, Noruega, el 8 de junio de 1830. & # 160 Llegó a Estados Unidos en 1846, se estableció por primera vez en Milwaukee, luego llegó a La Crosse en 1851 y solo tenía 21 años. & # 160 Se destacó en el comercio mercantil, comenzando como empleado de una tienda, y finalmente estableció su propia tienda que, cuando terminó en 1870, fue una de las tiendas más grandes de su tipo en el medio oeste superior. & # 160

& # 34Tan exitoso fue Mons Anderson que durante su vida se convirtió en el comerciante más destacado de La Crosse y fue conocido como el & # 34Merchant Prince & # 34 & # 160.Fue un proveedor líder de botas y ropa para madereros en la región y fue una figura clave en el desarrollo económico de La Crosse a fines del siglo XIX. & # 160 ¡Incluso emitió su propia moneda! & # 34

& # 34A medida que la carrera minorista de Mons Anderson iba en aumento, compró una sencilla casa de piedra de dos pisos en Cass Street. & # 160 La casa fue construida en 1854 por el cantero Alexander W. Shephard, un nativo de Nueva York. & # 160 En 1861, después de comprar el edificio original de Mons Anderson House, Mons Anderson contrató al destacado arquitecto local William HJ Nichols para diseñar una serie de adiciones de alto estilo que, cuando se completaron en 1878, hicieron de la casa una de las más espaciosas y elegantes de Los Ángeles. Crosse. & # 160 Después de la muerte de Mons Anderson, la casa fue vendida a la YWCA en 1906 y luego volvió a ser de propiedad privada en la década de 1920. & # 160 Durante los siguientes 60 años, la casa que alguna vez fue opulenta se deterioró y se deterioró. & # 160 En 1982, la casa fue comprada en una subasta por Robert Poehling, quien renovó por completo este hito de la ciudad, poniendo más de $ 1,2 millones en restauración para la casa. & # 34

* De & # 34Footsteps of La Crosse, & # 34, cortesía de Eric J. Wheeler, Arquitecto Historiador / Consultor de Preservación Histórica & # 160

A mediados de la década de 1980, la restaurada Casa Mons Anderson recibió varios premios locales y estatales por su importancia arquitectónica y preservación histórica. & # 160

 

Derechos de autor de la foto del autor.

El exterior presenta una torre de tres pisos ubicada en el centro (en realidad, cuatro pisos) con techo abuhardillado y balaustrada de hierro ornamental y una logia distintiva de arcos múltiples que le dan un aspecto de villa italiana a la casa. & # 160

Otros elementos incluyen las ventanas de lanceta y otros pisos, el techo abovedado y la chimenea de mármol tallado decorada desde la repisa de la chimenea hasta el techo con azulejos pintados hechos a mano de veinte centímetros que se consideran del más alto valor artístico. & # 160 The Mons Anderson House , en el Registro Nacional de Lugares Históricos, es un hito de la ciudad de La Crosse.

& # 160 Copyright de las fotos del autor.

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Historia de la Casa, 1800

& # 160 Foto cortesía de: The Area Research Center, Murphy Library, University of Wisconsin-La Crosse

La primera casa de piedra construida en La Crosse es el ala este de la Casa Mons Anderson. & # 160 Fue construida por primera vez en 1854 por Andrew W. Shephard, un albañil que también fue responsable de varios otros edificios de piedra en la ciudad. . & # 160La construcción de la mansión comenzó en 1854 y se completó inicialmente en 1855. & # 160 Mons Anderson compró la mansión en 1861. Las alas oeste y sur de la mansión, destacadas en su día por su elegancia, se agregaron y completaron en 1878, cuando Mons Anderson hizo ampliar y remodelar la casa para darle su actual estilo gótico imponente. & # 160

& # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 & # 160 Historia de la casa, desde 1900 hasta la actualidad

Foto cortesía de: The Area Research Center, Murphy Library, University of Wisconsin-La Crosse

Cuando Mons Anderson murió de neumonía en 1905, su familia ya no podía permitirse quedarse con la casa. & # 160 La casa fue vendida a la YWCA en 1906, que la mantuvo hasta 1917 & # 160.

En 1920, la casa volvió a ser de propiedad privada hasta que fue vendida a George Lassig en 1940.

 

& # 160 George y Sylvia Lassig, derechos de autor de la foto del autor.

Lassig fue propietario de la casa hasta su muerte en 1982, cuando la compró Robert Poehling. & # 160 Poehling se sometió a una serie de medidas de restauración radicales con la casa, puliendo su grandeza y devolviendo gran parte de su esplendor.

Una placa que indica que la casa de Mons Anderson, 410 Cass Street, está en el Registro Nacional de Lugares Históricos se colocó en la mansión en 1982, bajo la propiedad de Poehling. & # 160 La casa fue nombrada en el registro nacional el 6 de mayo de 1975, pero no se había colocado previamente una placa en la estructura.

En julio de 1996, la casa fue puesta nuevamente en subasta y comprada por un fideicomiso. & # 160 The Trust volvió a poner la casa a la venta en 1997, donde fue comprada por su propietario más reciente, JoAn Lambert Smith. & # 160

Foto cortesía de: The Area Research Center, Murphy Library, University of Wisconsin-La Crosse

Smith convirtió la casa de Mons Anderson en & # 34Chateau La Crosse & # 34, una elaborada posada de alojamiento y desayuno & # 160.

Derechos de autor de la foto del autor.

& # 160En octubre de 2008, la casa volvió a ponerse a la venta. & # 160 Actualmente está una vez más en el mercado, con un precio inicial de $ 415.000.


Anderson House, el hotel más antiguo de Minnesota, cierra

A El mensaje de correo de voz en el histórico hotel de Wabasha comienza con una bienvenida prometedora.

Luego viene un suspiro y estas palabras: "Nos entristece decir que debido a la mala economía que está pasando, la Casa Histórica Anderson ha tenido que cerrar sus puertas".

Hasta que dejó de funcionar el jueves, Anderson House había sido la posada más antigua del estado. Fue construido en 1856 cuando Wabasha era una bulliciosa ciudad del río Mississippi.

Desde entonces, la gente había ido a pasar la noche allí o cenar en su restaurante, que se había hecho conocido por su sopa de pollo con fideos y otros platos hechos desde cero.

Teresa y Mike Smith, que son propietarios y administran el hotel desde 2004, no pudieron ser contactados para hacer comentarios. Chris Fancher, director de la Cámara de Comercio de Wabasha-Kellogg y la Oficina de Convenciones y Visitantes, confirmó el cierre.

El edificio está en el Registro Nacional de Lugares Históricos, pero puede ser más famoso por su colección de gatos que los huéspedes pueden llevar a sus habitaciones por la noche.

Uno de los gatos de la posada se hizo famoso por un libro para niños de 1997, "Blumpoe the Grumpoe Meets Arnold the Cat". En la historia, un cascarrabias viaja a Wabasha, se queda en la Casa Anderson y es ablandado por el felino blanco y negro que insiste en dormir en su habitación.

Fancher dijo que los más de una docena de gatos que residían en el hotel han sido adoptados por amigos y ex empleados.

"El hotel fue un hito en Wabasha desde que fue construido", dijo Fancher. "La gente está un poco sorprendida. Es uno de esos lugares que siempre das por sentado porque siempre ha estado ahí".


Construyendo Oklahoma desde 1906

“Anderson and House, Inc. se desempeñó de manera excelente como contratista general de una nueva instalación de 33,000 pies cuadrados en el distrito Midtown de la ciudad de Oklahoma. Este proyecto de alto perfil cumplió con los estrictos criterios del Comité de Revisión de Diseño del Centro para la construcción, el paisajismo, el arte exterior y más. La oferta de Anderson & amp House se seleccionó en función de un análisis de mejor valor y estoy convencido de que obtuvimos el mejor valor ".

Arquidiócesis de Caridades Católicas de Oklahoma City

“Durante los últimos nueve años, Anderson & amp House, Inc. ha completado con éxito múltiples proyectos de renovación en el Oklahoma City Golf and Country Club. Su capacidad para administrar de manera eficiente cada proyecto único se debe en gran parte a los excelentes gerentes de proyectos y superintendentes que asignaron a los proyectos. Seguimos agradeciendo mucho a Anderson & amp House Inc. y todos sus esfuerzos y esperamos tenerlos en nuestro equipo de construcción para proyectos futuros "

Oklahoma City Golf & amp Country Club

“Durante los últimos nueve años, Anderson & amp House, Inc. ha completado con éxito múltiples proyectos de renovación en el Oklahoma City Golf and Country Club. Su capacidad para administrar de manera eficiente cada proyecto único se debe en gran parte a los excelentes gerentes de proyecto y superintendentes que asignaron a los proyectos. Seguimos agradeciendo mucho a Anderson & amp House Inc. y todos sus esfuerzos y esperamos tenerlos en nuestro equipo de construcción para proyectos futuros "


Preservar la casa Anderson

Anderson House 2329 Eliot Street Resumen histórico y arquitectónico

La Casa Anderson en 2329 Eliot Street se encuentra en la cima de la colina en Jefferson Park, y fue descrita por Ruth Wiberg, autora de Redescubriendo el noroeste de Denver, como "una casa alta en una colina alta". La casa de estilo Queen Anne está notablemente intacta, y su prominencia se acentúa aún más por su ubicación desde hace mucho tiempo en una popular línea de tranvías. Es una de las casas intactas y de mayor importancia arquitectónica en Jefferson Park, que alguna vez fue un gran ejemplo de la vida urbana de la clase media de fines del siglo XIX, pero que ha experimentado una pérdida dramática de tejido histórico en las últimas décadas.

La casa de la década de 1880 fue la residencia durante mucho tiempo de William W. Anderson, un destacado abogado de Denver. En 1900, Anderson intervino en una historia que comenzó con Alfred Packer, pero terminó con tres juicios, un caso de la Corte Suprema de Colorado, acusaciones del gran jurado y la condena de un editor del Denver Post, un juez y funcionarios de la corte en un caso que ayudó a marcar el comienzo de un nuevo era de la ley y el orden en Denver. La historia comienza con la asociación de Anderson con el infame caníbal Alfred (o Alferd) Packer y, lo más importante, un altercado posterior y muy publicitado con los propietarios y editores del Denver Post, H.H. Tammen y F.G. Bonfils el 12 de enero de 1900.

Como era bien sabido en ese momento, el caníbal convicto Alfred Packer estaba cumpliendo una sentencia de 40 años en Canon City por eventos que ocurrieron en 1873 cuando condujo a cinco buscadores a las montañas y fue el único en regresar. En ese momento, esta fue la sentencia de prisión más larga jamás dictada en el estado de Colorado. Anderson se involucró con Packer como parte de un plan para liberar a Packer por un tecnicismo legal. Si bien no está claro dónde se originó la idea de liberar a Packer, el esfuerzo involucró a los editores de Denver Post, F.G. Bonfils y H.H. Tammen, quienes también estaban interesados ​​en el caso de Packer & # 8217s y la atención de los medios de comunicación, un esfuerzo de divulgación obtendría para su artículo. Los relatos varían sobre los detalles de la relación de Anderson, Packer, Tammen, Bonfils en términos de quién se acercó a quién, pero todos los relatos indican que Anderson visitó a Packer en Canon City sobre una apelación, y que se produjo un acalorado desacuerdo entre Anderson, Tammen y Bonfils. . El 12 de enero de 1900, Anderson fue a las oficinas de Correos de Denver para discutir el asunto, un debate se convirtió en puñetazos con Bonfils lanzando el primer puñetazo, y Anderson disparó a Bonfils y Tammen en su oficina de Correos de Denver frente a la columnista conocida como Polly Pry. . Tanto Bonfils como Tammen sobrevivieron a sus heridas, y Anderson fue juzgado tres veces, pero fue absuelto por motivos de defensa propia. Durante el segundo juicio de Anderson, Bonfils y Tammen se confabularon con los funcionarios de la corte para sobornar al jurado y posteriormente fueron condenados por manipulación del jurado después de que el Colegio de Abogados y los residentes exigieran una audiencia con el Gran Jurado. Su condena, muy publicitada, puso fin a una era en la que la corrupción del sistema legal de Denver fue desenfrenado y ayudó a la ciudad en la transición de una ciudad fronteriza áspera y ruidosa a una ciudad de leyes.

La asociación de Anderson con la casa en 2329 Eliot Street es fuerte. Vivió en la casa durante los eventos descritos anteriormente como inquilino desde 1897 hasta aproximadamente 1904, y luego compró la casa en 1915 y vivió allí hasta su muerte en 1930. Al detallar el tiroteo y el juicio, el Denver Post incluso publicó su dirección. con una nota de que vivía en 2329 Eliot Street con su esposa y sus tres hijos.

La casa de dos pisos es un excelente ejemplo de la arquitectura de estilo Queen Anne popular en Denver desde la década de 1870 hasta la de 1890. La casa predominantemente de ladrillo se levanta sobre una base de piedra rústica con un frontón prominente que acentúa una fachada asimétrica con un porche delantero saliente y detalles decorativos que se destacan en diferentes colores. La ventana frontal está arqueada y rodeada por un molde de capota decorativo que se extiende a lo ancho de la fachada frontal. Este detalle se extiende más allá de la fachada principal; la fachada sur también presenta elementos decorativos en la buhardilla, el ventanal y la entrada lateral. El estilo Queen Anne era popular cuando se planificó el área en 1871, pero debido a la presión del desarrollo, quedan pocas casas características del estilo que queda en este vecindario.


Contáctenos

Los espaciosos y sombreados terrenos del Surgeon’s Quarters de 1856 son el lugar perfecto para una boda victoriana de encaje y rosas, una fiesta campestre con botas y calicó o una reunión íntima de amigos en un entorno clásico rico en historia. Es un lugar especial para tu día especial. Considere alquilar los terrenos de Fort Dalles para bodas, fiestas de compromiso, reuniones familiares, picnics corporativos, conciertos y más. Entorno histórico único, tarifas razonables y estacionamiento conveniente y gratuito. ¡Por favor contáctenos para más información y para reservar su fecha!


HistoryLink.org

La isla más al sur de Puget Sound, la isla Anderson, ha forjado su identidad en el trasfondo de su vecino más conocido, McNeil. Comprende 7.75 millas cuadradas, con aproximadamente 14 millas de costa enrevesada. Drayton Passage lo separa de Key Peninsula hacia el noroeste y Nisqually Flats se encuentra justo debajo de su punta más al sur. Un ferry lo conecta con Steilacoom, 3-1 / 2 millas al este, y los pasajeros que miran hacia el norte pueden ver los arcos de los puentes Narrows, 8 millas al noreste. La población durante todo el año es algo más de 1,000 a partir de 2020, creciendo a alrededor de 4,000 en los veranos. Aunque el aumento del servicio de ferry y las oportunidades de trabajo remoto han atraído a más viajeros y familias más jóvenes, es más conocida como una comunidad de jubilados. Originalmente fue colonizado principalmente por inmigrantes escandinavos, quienes lo vieron como un lugar para realizar oficios familiares en el bosque y en el agua, y sigue siendo una comunidad literalmente insular, autosuficiente y discreta, con un fuerte interés en su pasado agrario.

Los derechos del nombre

Anderson Island entró por primera vez en el registro histórico en 1841, cuando el teniente estadounidense Charles Wilkes (1798-1877), capitán de la expedición del mismo nombre y un prolífico nombre de lugares, la llamó Anderson en honor a Alexander Anderson (1814-1884), un Hudson. Comerciante de la bahía en Fort Nisqually que le había sido útil. Wilkes también nombró la geografía de la isla de Oro Bay, Yoman Point y Otso Point. Sin embargo, los miembros de la expedición de Wilkes no fueron los primeros visitantes blancos. En 1792, la tripulación de la lancha de Peter Puget acampó en la bahía de Oso en la tercera noche de su reconocimiento del sur de Sound, cenando en brotes de frambuesa silvestre y salmón proporcionado por las tribus locales. Según Cecelia Svinth Carpenter (1924-2010), un miembro e historiador de la tribu Nisqually, la tribu lo llamó Klol-Ehk-S (Stephenson, 10). Aunque la isla probablemente no era un sitio de aldea, las tribus Nisqually y Steilacoom la visitaron para cosechar y procesar mariscos, recoger bayas y talar algunos de sus cedros altísimos para hacer canoas.

El nombre de Anderson tardó un poco en imponerse. Los británicos la llamaron "la pequeña isla" cuando los trabajadores de la bahía de Hudson talaron partes de ella en 1850 y luego aplicaron el nombre de Wallace, en honor a Leander Wallace. El joven Wallace, un estadounidense, pudo haber establecido un hogar en la isla antes de morir, en 1849, en una escaramuza fuera del complejo de la Bahía de Hudson. Otro nombre temprano fue Settlers Island.

Visitantes y colonos

Los primeros residentes iban y venían. Nathaniel Orr (m. 1896) aceptó un reclamo de donación en 1854, pero lo dejó en 1855 para unirse a los Voluntarios Territoriales de Washington, después de lo cual se estableció en Steilacoom.

Michael Fleenan Luark (1818-1901) remaron una barcaza hasta la isla y montaron un refugio con ramas de cedro en abril de 1854. Él y un compañero llamado Ballard hicieron un refugio con ramas de cedro y se pusieron a trabajar aserrando pilotes y leña. Continuó con el diario que había llevado mientras se dirigía hacia el oeste por el sendero de Oregón, y es responsable de algunas de las primeras descripciones del paisaje y la fauna de la isla Anderson: "No ve signos del hombre y siente (sin duda) que él era el Sir Francis". Drake de este pequeño mundo circunscrito, bautizó a los lagos [ahora lago Josephine y lago de Florencia] como las Hermanas Gemelas, y observó que 'la isla sería hermosa para la residencia retirada de un hombre rico' "(Heckman, Isla. 60). Luego de esa declaración profética, partió hacia Montesano. Los campamentos de tala de árboles continuaron, pero cuando cerraron, ya que habían desaparecido las cosechas fáciles y cercanas a la costa, la isla estuvo deshabitada por blancos hasta 1870.

El primer colono blanco a largo plazo fue Christian Christensen (1841-1887), un inmigrante danés que cortaba y vendía madera para el floreciente comercio de barcos de vapor. Varios de sus hermanos también pasaron tiempo con Anderson. En 1872 se casó con Helda Marie Cardell (1853-1933), una prima de 18 años que había zarpado de Dinamarca para unirse a él. Después de la ceremonia remaron las seis millas desde Steilacoom hasta su cabaña en la isla. Cuando murió de neumonía en 1887, tenían seis hijos y un séptimo en camino. Helda se quedó y se volvió a casar después de un par de años con August Lindstrom (1853-1897). Varios años después, Lindstrom se disparó a sí mismo y a su pequeño hijo Conrad, dejando una nota de que no quería que su hijo creciera en este "mundo sinvergüenza" (Heckman, Isla. 75). Helda y sus hijos sobrevivientes perseveraron una vez más, llevando la granja al siglo XX.

La segunda familia de colonos fue John (c. 1825-1896) y Ann Ekenstam (m. 1901), quienes llegaron junto con siete de sus 11 hijos en febrero de 1879. A diferencia de muchos inmigrantes, eran una familia establecida al llegar a su 212- propiedad de acres, trayendo una gran variedad de muebles para el hogar y ganado. Los humanos pudieron caminar hasta la orilla a lo largo del muelle construido por los cristianos. La vaca tuvo que nadar. Se establecieron en un lugar que se rumoreaba, pero no se ha demostrado, que fuera ocupado por Leander Wallace antes de su muerte. Los Ekenstams cultivaron trigo y restauraron un huerto que había sido dañado por el abandono y la depredación del rebaño de ganado salvaje de la isla. Tenían buenas relaciones con las tribus locales y más nerviosas con los "indios Victoria" (isla. 78), bandas del norte que a veces viajaban desde la isla de Vancouver y Haida Gwai en sus canoas oceánicas. Una historia de la familia Ekenstam recordó la vez que un grupo tribal aterrizó cerca de la granja a fines del verano y despojó del huerto de todas las manzanas, peras y ciruelas, llevando la fruta a la orilla en cestas de cedro y luego, después de una intimidante confusión de gestos, se fue. . Cuando los niños caminaron hacia la costa más tarde, se dieron cuenta de que la redada había sido un comercio. Una enorme canoa pintada y tallada, una de las obras maestras del arte y la artesanía de la costa noroeste, quedó atrás.

La tercera familia, Bengt (1836-1917) y Anna Nilson Johnson (1859-1939) y su hijo Gunnard (1880-1943), desembarcaron en la isla en la primavera de 1881. Bengt de Suecia a Chicago, a Kansas (donde conoció y se casó con Anna) al noroeste del Pacífico, pero encontraron problemáticos los abundantes osos negros de las colinas de Cascade. En una visita al muelle de Steilacoom, Bengt escuchó a un hombre "maldecir con fuerza en sueco" (Bergman, 50) y entabló una conversación. El hombre elogió el sitio de su granja en Anderson, y Bengt estaba interesado. (La ausencia de osos de la isla estaba a su favor).

Bengt ya tenía unos 40 años y tenía algunos recursos económicos. Compró más de 400 acres en Anderson y gastó otros $ 3,000 para construir una cisterna revestida de ladrillos en su muelle y tuberías para llevar agua hasta él. La idea era vender a los barcos de vapor los medios para producir vapor. Poco después de que terminó el proyecto, la llegada de los condensadores, que atrapaban el vapor caliente para que pudiera ser devuelto al agua y reutilizado, significó que los barcos ya no tuvieran que abastecerse en cada parada. Sin embargo, todavía necesitaban madera para encender las calderas, hasta 16 cables por día, por lo que Johnson se adaptó regalando agua fresca para beber y lavar a los barcos que compraban su madera.

Más allá de cortar aproximadamente 80.000 cuerdas de madera, tenía grandes planes para su granja. Quería un huerto abundante, pastos y heno para una manada de ganado vacuno. Y era conocido por su acción decisiva. Cuando los cuervos se comieron el trébol que había sembrado para poner en marcha su pasto, tomó represalias esparciendo la superficie con granos de trigo mezclados con estricnina. Tantos cuervos fueron envenenados que luego tuvo que contratar ayuda para deshacerse de los cadáveres plumosos en el Estrecho.

Los Johnson tuvieron seis hijos más en los siguientes 16 años. Su tercer hijo, Emil, murió en 1883 después de solo un mes, y fue el primer entierro conocido en la isla. Su hija menor y su quinto hijo, Betsey Johnson Cammon (1886-1975), se convirtió en matriarca y cronista de la isla.

Nels Magnus (1828-1897) y Anna Petterson (1833-1919) también se detuvieron en Kansas en su camino hacia el oeste desde Suecia. Ellos y sus tres hijos menores, Andrew (1866-1903), Anna (1872-1925) y Carl (1879-1947), llegaron a Anderson Island, llegaron en 1882 y compraron 270 acres. Cultivaron durante unos años antes de regresar a su hogar anterior en Heppner, Oregon. En 1892, estaban de regreso en la isla criando ganado y usando sus habilidades de construcción para levantar edificios comunitarios.

Un enclave nórdico

Los primeros pobladores eran casi exclusivamente blancos, y más específicamente escandinavos, principalmente suecos y finlandeses suecos. El único habitante asiático de la isla que recordaban los primeros isleños, un leñador chino que vivía solo en una cabaña que él mismo había construido, desapareció durante la expulsión china de Tacoma en 1885. "Había ido a la ciudad en vapor, como hacía a veces, para visitar otros miembros de su raza ", le dijo Bessie Cammon a Hazel Heckman. "Nunca regresó a la isla" (Heckman, Isla. , 97).

Los servicios luteranos formales comenzaron en 1896, con las reuniones dominicales rotando entre los hogares de las islas Anderson y McNeil. The pastor of the Swedish Lutheran Church in Tacoma would come out once a month or so on a weekday, usually boarding at the Johnsons near the steamboat landing. Islanders went to Tacoma for more formal religious occasions, including weddings. When it came time to have their own building, a committee made up of residents of both islands chose land offered on the south end of McNeil Island. Anderson Island worshippers rowed across, and after-service activities were timed to the tides and currents. Nels Magnus and Carl Petterson were among the charter members.

When the McNeil Island church closed in the 1950s, Anderson Islanders organized a Sunday School on the island and in 1964 began formal planning for a building. Construction began in 1967. Lowell Johnson, the great-grandson of the Nels Magnus Petterson, who built the island's first schoolhouse in 1883, was the lead contractor for a volunteer crew. The first official event at Anderson Island Community Church was a teen dance on New Year's Eve, 1968, and the church building was dedicated January 23, 1969.

The Community Church, which is nondenominational, was one sign of many that islanders by the later twentieth century were no longer overwhemingly Lutheran. There is now a Lutheran Church as well, however, as well as the Anderson Island Christian Fellowship and a Latter Day Saints congregration.

Wide Awake Scholars

Though the early settlers were few, their children were many. The first three families together had enough offspring to justify a school. Calvin Wilt was the first island teacher, instructing the seven school-age children who were there in 1882. He was followed by five more teachers in the next five years. The pay -- $110 for three months of instruction, plus janitorial duties -- likely contributed to the turnover, along with limited social life and sparse work opportunities in the off-season. The school year ran June through August, when the walking trails were at their driest. Since the government land allotted for school construction was largely underwater, and the part that was dry was hard to get to, after a first year in a vacant house by Oro Bay, islanders chose their own site. In 1883, Christian Christensen donated 10 acres near the center of the island. Islanders built a 26' x 16' building for $113.87 in lumber and labor. The school was named Wide Awake Hollow.

In 1889, the school year was extended to six months in three month segments with a break for haying season in the middle. The school age population grew through the early 1900s, and then began to dwindle with narrowing job prospects on the island. By 1958, there were only 106 full-time residents on the island, fewer than in 1920, and the student population was back down to seven. The school was closed, and for the next 32 years, grade school children commuted by boat to McNeil.

Anderson Island Elementary School reopened in a new building in 1980 with 12 students and in 2020 was up to 34. Middle and high school students continued to travel to Steilacoom for their education, as they had since early days. The original building, now a fitness center, remains, thanks to the Anderson Island Park and Recreation District, which was formed to preserve it. It is the oldest surviving one-room schoolhouse in Pierce County.

Making a Living

There have never been many paycheck jobs on Anderson Island. Early residents made their living primarily from the land and the sea, shifting to the next opportunity when the market changed or the resource was used up.

Business-minded islanders tried a number of enterprises over the decades, few of which lasted long. The island was too small to be a stand-alone commercial community, and too isolated to make exporting financially feasible after the timber ran out. There was no store on the island until 1912, so residents shopped on board steamboats that churned a route through the Sound. One of them, the Otter, stopped at McNeil Island once a week and Anderson residents rowed over. Others included the Vaughn, which docked at Anderson with the Ehricke family living aboard, and the Ruby Marie, which supplemented Gus and Emma Carlson's grocery store at Oro Bay. Most early trade was by barter -- island produce in return for dry goods and hardware. For trips to the mainland for bigger purchases and other errands, islanders could take a steamboat for 50 cents or row themselves the three-plus miles over and back.

Clay deposits are common around Puget Sound, and many locations hosted brickyards. Anderson Island got one in 1890, at Jacob's Point, managed by Charles Anderson and possibly later by John Koucher and his son Charles. The Panic of 1893 dealt it a death blow, though it hung on for a few years more. The equipment was hauled away, but some of the workers remained and became islanders. (The remains of the brickyard are part of the park at Jacob's Point, and are of archeological interest, with field work through the Evergreen State College tentatively scheduled for 2021.)

Albert McCay was the first resident to take up commercial shrimping, needing an income beyond farming to support his large family. He started with a skiff, a trawl and a winch soon after his arrival in 1894. By 1896 he had teamed up with Frank Brown to operate a small steamer, dragging the sea bottom for shrimp, cooking them on board with water heated by piped steam from the ship's engine, and wholesaling them around Puget Sound. At the height of the season in the early 1900s, a skilled and lucky shrimper might bring in a ton a day, good money even at 4.5 cents per pound. That bounty was unsustainable, though, and overfishing depleted the beds and ended the local industry by the 1930s.

In the 1910s, much uncut timber remaining on the island burned. That opened ground led to masses of wild huckleberries, small and time consuming to pick but intensely flavored. They became a new source of cash, sold to a packing house at Longbranch, across Drayton Passage on the Key Peninsula. The big harvests lasted until the understory vegetation regrew and shaded out the bushes, diminishing production. Huckleberry and other foliage remained a "crop" of sorts, attracting brush pickers who supply the florist trade with sturdy greenery. But that requires forested land, which diminishes as housing multiplies.

The Ferry Era

Ferry service began April 1, 1922, when the Elk, a recycled fish carrier, began its run from Longbranch to Steilacoom with a stop at Anderson. Two years later it was replaced by the larger City of Steilacoom. After that came the Tahoma, built in 1939, and the Islander, purchased in 1967. The Christine Anderson took over the route in 1995 and is in service as of 2020, joined by its twin, the Steilacoom 2.

In addition to increased ferry capacity, the arrival of community electricity on the island, started with 44 houses connected by submersible cable in 1961, led to a population spike. From 110 residents in 1960, the count grew to around 400 in 1980 and over a thousand by 2010. Most of the newcomers settled in the real estate development called the Riviera Community Club, which comprises around 800 homes built on more than 3000 lots, mostly inland, centered around Lakes Josephine and Florence. It includes a golf course, restaurant, marina, and park land. By 2020, about 70 percent of the island's population lives in the development.

Pierce County Fire District 27, established on the island in 1978, was one response to population growth. Like the first church, its creation was a community project. Fire fighting had previously been an informal system where neighbors were alerted by one long ring on the community phone line. And volunteers pooled their cash to buy a decrepit ambulance for medical calls. Morris Krepky (1918-2005), Mary Jane Reynolds (d. 2014), and Jim Morrison decided to move past these ad hoc accommodations and garnered community support to apply to Pierce County for a local fire district. By 1981 they had funded a dedicated building with equipment and a crew of volunteer firefighters and EMTS. Since then the district has added a fire boat for marine emergencies and transport.

Ever larger-capacity ferries and more frequent runs have driven a variety of changes in island life. los Tahoma held nine cars and made five runs a day. As of 2020 the 54-car Christine Anderson y Steilacoom 2 run a combined 14 times a day with five more weekend crossings added in the summer. This steadily increasing auto capacity and number of trips, along with more opportunities for working remotely, has allowed the island to become a bedroom community, to the dismay of many longer-established residents. Lot sizes in the Riveria Community Club are smaller than on the rest of the island, allowing for more density and more pressure on the aquifer that supplies Anderson Island's water. Some wells have experienced saltwater intrusion, and reserve osmosis desalinization systems are now sold on the island.

"Having lived on Anderson Island for the past 7 years, I've never before witnessed such a dramatic change in the island as I have during the past year when Pierce County added a later ferry run on weekdays," wrote Elizabeth Galentine in 2005. "Just three additional runs per day has substantially affected our small island" ("The Anderson Island Effect").

The Johnson Farm

Although increased ferry runs make commuting more feasible, the island population is still weighted toward retirees, and more particularly toward active people who are good at creating their own institutions and entertainment. That combination has led to a busy round of annual events, many of them centered around the Anderson Island Farm Museum.

Oscar (1895-1969) and Rudy (1903-1975) Johnson ran their family farm until the 1970s. Oscar, who was wounded in World War I, had used his Army disability benefits to attend an agricultural course at Washington State College (now WSU). When his father died in 1924, he took over management, assisted by Rudy. The Johnson brothers milked half a dozen Jersey cows and kept around 2,000 chickens. They sold eggs and cream off island for decades, while providing their neighbors with checked eggs and milk at minimal cost. Island customers "never paid for anything at the time," said Jean Gordon ("The Johnson Farm Story"). The Johnsons kept a tally record for each island customer and "it was pretty hard to get anybody to send a bill," Gordon said. Generations of local teenagers helped out with milking, haying, egg gathering and sorting, and the endless round of firewood cutting and splitting, working for around 50 cents an hour and a quart of milk a day. The farthest geographical reach of Johnson farm production came from the hens that had passed their laying prime. Starting in the 1950s, they were hauled away by C.A. Swanson & Company to become TV dinners.

Once health department rules forbade the selling of the farm's unpasteurized milk for human consumption, many islanders developed a need for "cat milk," which the Johnsons were happy to provide.

The Future Meets the Past

After Rudy's death in 1975, their niece Alma Ruth Laing (1931-1919) inherited the farm. Her donation of seven acres including 14 wooden buildings launched the Anderson Island Historical Society on July 15, 1975. John and Karen Parks donated an additional 20 acres, allowing for the establishment of an orchard and a community garden. After years of working to refurbish and refurnish the historical buildings, the society embarked on new construction to accommodate its expanding plans to recall and preserve island history. Construction of an archival building was authorized in 2007, with the design, "described as two chicken coops joined by a hall," ("The Johnson Farm") finalized in 2013. Thanks to donations both monetary and material and thousands of hours of volunteer labor, with average worker age of well past 60, the building passed its final inspection on January 19, 2017, with "no residual debt at all," according to Ed Stephenson, the volunteer project manager ("The Johnson Farm"). The first annual Island Art Show was held shortly thereafter.

The Association puts on a yearly round of events that keep residents occupied, as participants and spectators, without needing to head for the mainland for entertainment. The art show is followed by the Easter Egg Hunt, the spring benefit concert, a Farm Day on Memorial Day weekend, a July salmon bake, a summer band concert, a film festival, an October apple squeeze using the harvest from the orchard, and a Holiday Open House at the farmhouse. A museum and a gift shop featuring local artists is open on summer weekends and holidays, with docents available for tours. Volunteer landscapers and gardeners maintain the grounds and organize the 32 community garden plots.

Their work parties and meetings echo the ethos of the early days of settlement, when islanders joined forces to create the community they wanted. On apple squeezing day in 2020, using fruit from their community orchard and the Red Dragon, a repurposed potato harvester turned into an efficient press, they illustrated the description by the island's best-known chronicler Hazel Heckman, 60 years prior, "a horn of plenty and diminutive Eden" (Heckman, "Island. " 5).


Historical and genealogical memoirs of the House of Hamilton with genealogical memoirs of the several branches of the family

Publication date 1825 Usage Attribution-Noncommercial-Share Alike 2.5 UK: Scotland Publisher Edinburgh Collection scottishfamilyhistory nationallibraryofscotland europeanlibraries Digitizing sponsor National Library of Scotland Contributor National Library of Scotland Language English

Incomplete. Wanting pp. 409-10 of appendix 1

Rights: National Library of Scotland holds full rights in this digital resource and agrees to license the resource under the Creative Commons License: Attribution-Noncommercial-Share Alike 2.5 UK: Scotland.

Addeddate 2012-01-12 14:10:41 Bookplateleaf 0004 Call number A.114.b.1(1) Camera Canon 5D External-identifier urn:oclc:record:1045966543 Foldoutcount 0 Identifier historicalgeneal00ande Identifier-ark ark:/13960/t8df7sj11 Ocr ABBYY FineReader 8.0 Openlibrary_edition OL25168428M Openlibrary_work OL16458586W Page-progression lr Pages 572 Ppi 300 Scandate 20120114090109 Scanner scribe1.edinburgh.archive.org Scanningcenter edinburgh

Identification

  • The 14 story section of this building stands on the site of Old Lansing City Hall.
  • This building houses offices for the state representitives.
  • The 12-story portion of this building stands on the site formerly occupied by the Davenport Building.
  • This building houses the offices of the State of Michigan legislature.
  • The former 14-story Lansing Board of Water and Light Building was reconstructed. A 12-story addition was then erected across the street, and joined by an 7-story building bridge. In all, 2160 tons of structural steel was used.
  • The 12 story portion of this building was built on the site formerly occupied by the First Universalist Church, 1895-1960.
  • The 14-floor section of this tower was once the 10-story, 155 feet tall Board of Water and Light Building built in 1961. A floor was added and it was completely reclad to make it part of the House Office Building.

Do you need more information about this building and its related companies?


Ver el vídeo: Rauw Alejandro - Todo de Ti Video Oficial


Comentarios:

  1. Jai

    es la informacion graciosa

  2. Yukio

    Pido disculpas, pero, en mi opinión, no tienes razón. Escríbeme en PM, hablaremos.

  3. Duarte

    Comparto completamente tu opinión. Creo que esta es una gran idea. Estoy de acuerdo contigo.

  4. Arnon

    Me parece, lo que ya se discutió, use la búsqueda en un foro.

  5. Brychan

    la frase brillante y es oportuna

  6. Tak

    Creo que esta es la idea brillante



Escribe un mensaje